Cuidarse a los 30

Cuidarse a los 30

13/06/2013 0 Por viajesalud

“La mayoría de ustedes va a vivir más de cien años”, anunció el prestigioso bioquímico Santiago Grisolía al público que le escuchaba durante el último congreso nacional de la Sociedad Española de Medicina Estética, celebrado hace unos meses.

Las estadísticas ponen de relieve que a este científico no le falta razón: la existencia se prolonga cada vez más, especialmente en el caso de las mujeres mientras que en 1.900 la esperanza de vida de las españolas no superaba los 35 años, hoy se sitúa en torno a los 83 y todo apunta a que esa cifra seguirá en ascenso.

El reto, pues, consiste en preservar la salud para poder afrontar esos años extra como una oportunidad y no como una carga.

Hemos repasado algunas de las dolencias más frecuentes en los distintos tramos de edad.

Cuidarse a los 30

La maternidad se ha retrasado y hoy los embarazos se producen, en términos generales, durante esta década.

El doctor Miguel Valenzuela, de la Clínica Incosol de Marbella, recuerda la necesidad de “acudir al ginecólogo mensualmente durante los siete primeros meses de gestación, y, a partir de ahí, cada quince días”, para someterse a los controles médicos oportunos: Ecografía fetal, medición de la tensión arterial de la madre, test de glucemia.

Otro consejo básico se refiere a la dieta: debe ser equilibrada, sin exceso de azúcares. Con frecuencia habrá que aportar suplementos nutricionales, por ejemplo de yodo y ácido fólico.

“Además, los paseos son aconsejables, ya que este ejercicio suave ayuda a controlar el peso”, añade el ginecólogo. 

La piel también puede verse afectada por los embarazos.

Según los doctores Pedro Jaén y Manuel Fernández Lorente, ambos integrantes de la Asociación Española de Dermatología y Venereología, conviene “prestar atención a los cambios cutáneos determinados por los altos niveles hormonales propios de esta etapa”.

La piel también puede verse afectada por los embarazos

Y es que las mujeres que esperan un bebé a menudo sufren manchas, ictericia (color amarillento), estrías y angiomas.

Si vas a ser madre, acostúmbrate a utilizar a diario un producto solar de factor 20 o superior para prevenir la hiperpigmentación, así como a aplicar regularmente sobre el cuerpo una fórmula hidratante (el aceite de rosa mosqueta es muy efectivo) que combata las estrías.

En cuanto al resto de los problemas citados, acude a un especialista para que te recete los tratamientos más adecuados a tu caso concreto.

Además, durante el último trimestre del embarazo es habitual que se produzca un aumento de la secreción sebácea en el cuero cabelludo, por lo que probablemente tendrás que utilizar un champú específico.

La treintena puede ser, por otro lado, un buen momento para revisar los hábitos de higiene bucal, ya que el 60% de los españoles menores de 45 años tienen o han tenido caries, según los especialistas.

Y éste no es nuestro único punto débil: un reciente estudio del grupo farmacéutico Pfizer señala que el 90% de la población sufre problemas en las encías y sólo el 14% es consciente de ello. Para no llegar a formar parte de esos porcentajes, adopta medidas cuanto antes.

La piel también puede verse afectada por los embarazos

La Fundación Dental Española recomienda cuatro pasos básicos: cepillarse los dientes tres veces al día durante tres minutos, preferiblemente con un dentífrico que contenga flúor; utilizar hilo dental una vez al día; enjuagar la boca con un colutorio, durante 30 segundos, dos veces diarias, y por último, acudir a la consulta del dentista como mínimo una vez al año.

Relacionado: