Cocinar a la parrilla en una Barbacoa

Cocinar a la parrilla en una Barbacoa

15/07/2018 0 Por viajesalud

Todos sabemos lo sabroso que queda la comida cocinada a la leña, por ejemplo una deliciosa barbacoa utilizando una mezcla ideal de leña y carbón.

La leña tiene la ventaja que es mucho más inflamable y arde más que el carbón, esto implica que la temperatura al cocinar es mucho mayor que el de las brasas.

Sin mencionar el rico sabor que se impregna en las carnes y que depende mucho también del tipo de madera que se utilice al cocinar.

Encender la barbacoa

Para empezar a cocinar es importante tener leña seca y dura, evitaremos utilizar algún tipo de combustible como la gasolina, ya que estos combustible pueden influir en el sabor de nuestra comida.

Es importante trabajar con madera de primera, que produce brasas constantes y un humo que dotará de sabor a los alimentos de la parrilla.

Para lograr encender el fuego, la forma más fácil es acomodar la leña en forma de pirámide, implementando los pedazos más chicos en el centro y los más grandes al costado, ya que los trozos pequeños serán más fáciles de arder.

Es importante dejar un espacio entre cada listón de madera, de esta manera circulara el aire y acelerará el proceso de combustión, mientras más oxigeno ingrese a la pirámide de leña más fuerte será la llama y se mantendrá vivo el fuego.

Barbacoas

Ya encendido el fuego es importante ir acomodando la leña, hay que aprovechar que los trozos grandes comiencen a quemarse para generar brasas, de igual manera si falta leña ir agregando de a poco, asegúrate de mover las brasas utilizando una vara de metal.

Teniendo las brasas listas antes de comenzar a cocinar debemos colocar la parrilla para ambientar la temperatura, temperatura que podemos controlar acorde a la intensidad y cantidad de brasas bajo la parrilla.

Podemos jugar con distintas temperaturas, hay quienes tienen secciones de la parrilla a fuego alto y otros bajo depende los tipos de carnes y cortes que se vayan a preparar.

En ocasiones es recomendable mantener dos secciones de la parrilla en distinta intensidad de calor, ya que esto puede ayudar a controlar las llamas de mejor manera.

Sobre todo para aquellas piezas que contienen mucha grasa y generar más combustión como es el caso de las marinadas.