Organiza una Cena de Misterio… y disfruta

Organiza una Cena de Misterio… y disfruta

06/10/2014 0 Por viajesalud

 

Las propuestas que nos ofrece la ciudad de Madrid en cuánto a las historias de asesinatos y crímenes que resolver en una cena son pobres.

Son muy pocos los locales que ofrecen una “cena cluedo” con la que deleitar a los verdaderos amantes de la novela negra y, a la vez, sorprenderlos con una exquisita cena.

En este tipo de cenas, nadie conoce a nadie, nadie es quien dice ser, y siempre hay un muerto, irreal claro.

Esas son las consignas con las que empieza este tipo de cenas-espectáculo normalmente dirigidas para un público minoritario.

Los actores comparten escenario con los mismo comensales, y éstos sufren a la vez las mismas preguntas y rumores que hacen que la trama se decante para un lado o para otro.

Cluedo en vivo

Resulta difícil a veces seguir el hilo de la historia debido a la diferentes teorías que entre unos y otros tienen de loa que creen que está pasando allí mismo.

Existen dos tipos de “cena tipo cluedo

  1. Una en la que los únicos sospechosos se encuentran entre los mismos protagonistas e la historia interpretados éstos por los mismos actores que revolotean entre los clientes
  2. Y otro tipo de cena donde la interacción con los clientes es total y se les hace participes por completo del desenlace final de la historia, asignándoles a algún cliente la autoría del crimen, siempre y cuando éste se preste a la buena resolución del espectáculo.

Son cenas ideales para empresas, despedidas o simplemente para amigos que deciden pasar una noche diferente, intrigante y sobre todo muy divertida.

Una historia negra, con oscuros secretos, pasados olvidados, mentiras descubiertas y sobre todo y a la vez formando una mezcla perfecta, un humor increíble.

Por que en una buena historia de detectives no podía faltar el buen humor, el humor inteligente.

cena de misterio y asesinatos

Y eso es una cena de misterio, tensión, asombro, interacción de los clientes con los actores,enigmas y sorpresas como nunca antes nadie se había atrevido a hacer en una cena de misterio y asesinatos.

Las reservas de mesas ya están hechas, Hércules Poirot, Pepe Carvalho, Germán Areta y hasta el mismísimo Holmes ha pedido día para intentar descubrir al verdadero culpable en este entresijo de mentiras, enigmas y crímenes que tiene a la ciudad de Madrid en una intranquilidad constante.