El Aceite de Oliva, el Oro líquido de la dieta Mediterranea

El Aceite de Oliva, el Oro líquido de la dieta Mediterranea

20/07/2018 0 Por viajesalud

El aceite de oliva se considera por muchas culturas como el denominado oro líquido. Esto es así por su sabor, por su cuerpo, por lo que aporta a las comidas y a la gastronomía en general, pero sobre todo por todas las propiedades beneficiosas que tiene para el organismo.

Desde la antigüedad se ha ido usando este aceite para cocinar pero numerosos estudios han ido comprobando que no solo sirve para esto sino como remedio curativo para diferentes males.

Aquí queremos hacerte saber las propiedades del Aceite de Oliva y porqué debes tomarlo.

Para empezar a hablar de este aceite hay que nombrar su composición. Es un aceite que contiene grasas de las consideradas buenas porque reduce el colesterol malo, a diferencia de los aceites como el de palma, de coco o de girasol.

Esta reducción del colesterol malo va a hacer que nuestro corazón marche mucho mejor que antes de no tomarlo.

De entre las propiedades que nos encontramos, también está su gran poder antioxidante, haciendo que las células se oxiden menos y conservando la salud.

Este poder tiene una segunda propiedad y es que también va a prevenir que surjan enfermedades tan temidas como el cáncer.

Otros estudios han afirmado que las personas que sufren de diabetes del tipo 2 les beneficiaria tomar en todo momento el aceite de oliva por el hecho de que le va a reducir el azúcar en sangre.

A niveles estéticos, el aceite de oliva por sus vitaminas, tanto si se toma como si se masajea la piel con él, aporta mucha hidratación tanto para la piel como para las uñas y el pelo, dándole un aspecto más sano.

Propiedades Beneficiosas para la Salud

Las propiedades saludables del aceite de oliva son ampliamente conocidas y avaladas por la comunidad científica.

Además de integrarse perfectamente en una dieta cardiosaludable, presenta otra característica y es el aprovechamiento máximo de sus propiedades si es tomado en ayunas.

Al igual que ocurre con otras sustancias (como el limón), tomar aceite de oliva  en ayunas, cuando el estómago no está realizando otras funciones, permite optimizar los beneficios intrínsecos del aceite de oliva.

Beneficios del aceite de oliva

Una ventaja que nos ayudará en la motivación de mantener el hábito de tomar aceite de oliva en ayunas es la rapidez con la que veremos los primeros efectos en nuestra salud, ya que en pocos días notaremos resultados.

Los beneficios más importantes son los siguientes:

  • Protección antioxidante; Los polifenoles del aceite desarrollan mejor su acción antioxidante en la pared celular.
  • Acción depurativa; Al evitar interferencias con otras sustancias , el efecto depurativo en el sistema digestivo se ve aumentado.
  • Ayuda a mantener el peso; Es una característica que puede sorprender ya que el aceite es un alimento calórico, sin embargo cuando hablamos de una cucharada estamos contabilizando unas 40 calorías y su efecto de retrasado del vaciamiento gástrico hace que los alimentos tarden más en salir del estómago, por lo que aumenta la sensación de saciedad y nos hace comer menos, evitando la ingestión de alimentos que superarían con diferencia las calorías aportadas por el aceite.
  • Protección cardiovascular; Es de sobra conocido el efecto cardioprotector del aceite de oliva debido a sus grasas saludables y su integración y papel fundamental en la Dieta Mediterránea.
  • Efecto antiinflamatorio y analgésico; Especialmente en procesos relacionados con las articulaciones , lo cual favorece la realización de ejercicio físico.
  • Favorece el tránsito intestinal; Lo que evita el estreñimiento y protege ante la aparición de cáncer de colon.

Todos los efectos anteriores se obtienen con la inclusión del aceite de oliva en la dieta, pero la toma de forma constante del aceite de oliva en ayunas consigue optimizar el efecto de los beneficios obtenidos.