Adornos con flores secas

Adornos con flores secas

16/03/2017 0 Por viajesalud

Esta temporada esta de moda decorar la casa con flores secas, lo que es una opción a tener en cuenta, si buscamos un pasatiempo agradable y barato.

La recolección debe, ante todo, respetar la naturaleza, para ello es importante no arrancar, sino cortar con unas tijeras o navaja, solamente las flores que nos interesan, para no destruir la planta entera.

Es un pasatiempo que recompensa nuestro esfuerzo con unas preciosas flores secas que duran todo el año.

El mejor momento para recolectarlas es en los días soleados, para que la planta no este húmeda y no corra peligro de pudrirse.

Nuestro consejo es que cortes la planta con un tallo largo y que según las vayas recogiendo las coloques separadas unas de otras, mediante papel de periódico o papel secante, para que no se pudran o deformen.

  • Los utensilios básicos que vas a necesitar son: tijeras, alambre (para hacer tallos artificiales), cinta adhesiva verde (para cubrir los alambres), cintas de raso, terciopelo etc. (para decorar), mossi y un cuchillo (es donde se clavaran las flores secas), alicates (para cortar el alambre), laca de pelo (evita la caí­da de hojitas), cuerda y los recipientes decorativos donde vas a colocar las flores secas (regaderas de latón, cajas de madera, jarrones, fuentes, bandejas, etc.).

Existen 4 métodos de secado básicamente, mediante los cuales obtendrás distintos resultados.

Secado al aire

El secado al aire es el mas sencillo de todos.

Recoge las flores cuando los capullos estén empezando a abrirse porque durante el secado seguirán abriéndose.

Lo primero que debes hacer es quitarle las hojas y las espinas, después de lo cual las atas y las cuelgas boca abajo, lo mas separadas que puedas, en un lugar oscuro, seco y ventilado.

Las enredaderas quedan preciosas y muy artísticas, si las dejas secar enrolladas en un palo.

En el caso de los cereales, musgos y líquenes es recomendable secarlos en horizontal, sobre papel secante y cambiarlo si se humedece demasiado.

Vigila especialmente el musgo, ya que contiene mucho agua y es fácil que se pudra, para ello es conveniente que cambies el papel secante mas a menudo.

En el caso de los frutos leñosos, tipo piñas, bellotas, nueces, avellanas, bayas etc., solo es necesario que las metas en una cesta o caja y las muevas de vez en cuando. 

En el caso de los girasoles lo mas conveniente es que se sequen en vertical, sujetas por una tela metálica; mete los tallos por los agujeros, para que la cabeza descanse sobre la tela.

Glicerina

Dos partes de glicerina se diluyen en una de agua hirviendo. Se colocan en la mezcla los tallos, para que penetre hasta las flores y va añadiendo glicerina si es necesario.

Este método de secado hace que las plantas se mantengas flexibles. Si quieres darles un toque de color es el momento de añadir anilina a la mezcla; observaras que perderán bastante color. 

Las plantas que mas bonitas resultan con este método son la hortensia, el lilium, la buganvilla, la campanilla y la mimosa.

Desecantes

Este método ofrece unos resultados sumamente bellos.

Los utensilios básicos son: cuchara, tijeras, desecante, brocha de pelo suave y un recipiente donde colocar las plantas.

El desecante puede ser arena de gatos, arena corriente, borax o gel de sí­lice (es el mas caro pero se puede reutilizar muchas veces, si se seca en el horno).

Lo hermoso de los desecantes es que permiten secar incluso las flores mas delicadas, manteniendo la forma y color.

Llena la caja con gel de sí­lice hasta la mitas, corta los tallos a 3 cm, las sujetas con alambres y las colocas en posición vertical y separadas unas de otras en la caja.

Termina de llenar el resto con una cuchara y coloca la caja en un lugar seco.

A los dos dí­as, (el máximo es una semana) si las flores tienen tacto de papel y el gel esta rosa, podemos sacarlas con sumo cuidado y quitarles los restos de secante con la brocha.

Prensa

La prensa la podemos fabricar nosotros mismos con dos tablas de madera de 2 cm de espesor, papel secante o periódicos y libros pesados, que hagan de prensa.

Las plantas, verduras, frutas o flores quedan muy bonitas para decorar marcos, bandejas, cuadros, velas o mesas (con un cristal encima para protegerlo).

Si la planta es fina puedes prensarla tal cual, pero siempre sin poner unas encima de otras (las mas convenientes son la amapola, el geranio, las rosas de pitiminí­, las clavelinas, el pensamiento y cualquier hoja.

En el caso de las flores con muchos pétalos hace un efecto muy bonito si la cortas por la mitad y la pones de lado.

Si lo que te apetece es un adorno con frutas de muchos colores, corta rodajas muy finas; prueba con las guindillas, el kiwi, la zanahoria, el pimiento y el champiñón.

Es recomendable cambiar a menudo el papel secante para evitar que se pudra pero, el resultado, conseguirá una decoración estilo vintage que destacará por su elegancia.